Navigation – Plan du site
Les nouvelles formes de création et de diffusion

La influencia de las nuevas tecnologías en la literatura de hoy

La vida en las ventanas y Microrréplicas de Andrés Neuman
L’influence des nouvelles technologies dans la littérature contemporaine. La vida en las ventanas et Microrréplicas d’Andrés Neuman
The influence of new technologies in today’s literature. Andrés Neuman’s La vida en las ventanas and Microrréplicas
A influência das novas tecnologias na literatura de hoje. La vida en las ventanas e Microrréplicas de Andrés Neuman
Elodie Carrera

Résumés

Les nouvelles technologies ont changé la façon de diffuser et de concevoir la littérature au XXIème siècle. La vida en las ventanas (2002) et Microrréplicas (2010) d’Andrés Neuman sont les deux exemples choisis pour illustrer cette idée. Le premier est un roman épistolaire dont les lettres ont été remplacées par des courriers électroniques, tandis que le second est un blog que l’auteur a lancé en 2010, qu’il alimente depuis lors et qui est en constante évolution. Ce dernier est à la fois un espace d’autopromotion et le prolongement d’œuvres déjà publiées, comme c’est le cas pour Cómo viajar sin ver (2010). Il s’agit d’un livre de voyage écrit par Neuman à la suite de l’obtention du prix Alfaguara pour El viajero del siglo en 2009. Dans les deux exemples étudiés, l’innovation littéraire s’inspire de et s’appuie sur les innovations numériques. Roman et blog se rejoignent autour d’une poétique du fragment et d’une écriture sous forme de journal ponctuée de références intertextuelles et intratextuelles.

Haut de page

Texte intégral

Introducción

1Nacido en Buenos Aires en 1977, Andrés Neuman ha pasado gran parte de su vida en Granada en España donde vive desde 1991. Su obra, ya abundante, está marcada por este doble anclaje y se inscribe en el panorama de una generación literaria influenciada por la globalización. La vida en las ventanas, publicada en 2002, es la segunda novela de este autor después de Bariloche (1999) y antes de Una vez Argentina (2003), finalista del Premio Herralde de novela, y de El viajero del siglo (2009), ganadora del Premio Alfaguara en 2009. Se trata de una novela epistolar contemporánea, ya que las tradicionales cartas han sido reemplazadas por e-mails, formas de comunicación del siglo XXI. Todos estos correos electrónicos son escritos por un único personaje que se llama Net. La estructura fragmentaria de la novela y la imposible comunicación del joven con su destinataria Marina, que nunca contesta a sus correos electrónicos, y con los demás, están vinculadas con las nuevas tecnologías, que son el símbolo de la época a la que pertenece. La forma de la novela epistolar se ve así reactualizada como lo explica Jesús Montoya Juárez (2012 y 2013). El blog, a su vez, es otro soporte salido de la llamada revolución numérica. De creación reciente, éste abre nuevas perspectivas para los autores en su relación con el lector y con la creación literaria. Como otros autores,1 Andrés Neuman cultiva su propio blog titulado Microrréplicas,2 además de su página web personal.3 Según una encuesta del diario El Cultural,4 es reconocido como uno de los mejores blogs literarios en lengua española. Andrés Neuman alimenta este espacio literario desde 2010 gracias a lo que él mismo llama “microrréplicas” que, según el compromiso inicial no siempre seguido por el autor, no deben sobrepasar las 100 palabras de extensión. Se trata entonces de textos breves o de micro-textos. Al contrario de otros, no es un espacio colaborativo sino un nuevo canal de difusión de los escritos para el autor. Existe una gran variedad tanto en los temas como en las formas empleadas, que van de la reseña al post político. Ante tal amplitud temática y formal, he elegido centrar mi análisis en una selección de micro-textos en relación con lo literario que permiten abrir posibilidades interpretativas hacia la obra ficcional y poética del autor. En un primer tiempo, se analizará la presencia de las innovaciones tecnológicas dentro de la novela La vida en las ventanas. Después, veremos en qué medida Microrréplicas ofrece al autor un nuevo medio de producción y difusión de sus escritos, y cómo se abren perspectivas hacia el resto de la obra de Andrés Neuman. Para terminar, nos interesaremos en la “poética del fragmento” como manifestación textual de la voluntad de innovación literaria del autor.

I/ La vida en las ventanas

2La presencia de las nuevas tecnologías es evidente desde los inicios de la lectura de La vida en las ventanas. La construcción de la novela por Neuman como sucesión de correos electrónicos, el mismo nombre del protagonista, Net, así como el título de la obra, la vinculan de inmediato con el universo desmaterializado de Internet. Net, cuyo nombre significa “red” en inglés, es un joven de unos veintitantos años que sigue viviendo en casa de sus padres y que no consigue terminar la carrera universitaria por falta de interés en los estudios. La novela consta de tres partes y es sobre todo en la primera en la que abundan las referencias a las nuevas tecnologías. En esta parte titulada “A:> El correo de un náufrago”, se pone el énfasis sobre el correo electrónico como elemento textual significativo de un naufragio que es, a la vez, el de Net pero también el de su familia. Una familia que parece desagregarse, sumida en la incomunicación a imagen de los padres que llevan vidas paralelas. La familia parece como atrapada en un malestar que envuelve a todos sus miembros. Las “ventanas” presentes en el título y dentro de la novela a modo de metáfora continuada, son las de la habitación de Net por un lado y la de su ordenador por otro, como lo ilustra el fragmento siguiente:

Afuera han empezado a limpiar la piscina. Los vecinos se asoman de vez en cuando a las ventanas para meterle prisa al jardinero. Por mí puede tomarse su tiempo, me agrada verlo trabajar. Arrincona las hojas que han caído en la superficie, cuela el agua con una paciencia adormecedora, luego pasa un aspirador por el fondo y vuelta a empezar. Cuando se marcha, el agua va aquietándose y, avanzada la tarde, parece una pantalla azul de ordenador. De hecho, nadar en una piscina se parece bastante a navegar por la red. Es silencioso –apenas un rumor–, es blando, es fácil sumergirse. Y también fácil ahogarse. (Neuman 2002, 21-22)

3En este pasaje, Neuman desarrolla la metáfora de la deriva y del hundimiento a través de la imagen de la piscina. Se establece también un paralelismo entre el efecto producido por la actividad del jardinero, cuya observación parece dejar al narrador como hipnotizado, y el navegar por Internet. Los adjetivos “blando” y “fácil” contrastan con los verbos en infinitivo “sumergirse” y “ahogarse” que remiten a la muerte, pero a una muerte virtual, una pérdida de voluntad ante la pantalla.

4Además, la red está asociada a anuncios que surgen en el relato como surgirían en la pantalla de un ordenador. Si estas publicidades pueden parecer digresiones o fragmentos parásitos dentro del relato, su interpretación por parte de Net abre perspectivas acerca de la psicología del personaje.

  • 5 Subrayamos.

5Internet es también una extensión del sujeto y se plantea la cuestión de su existencia a través de la red. El libro entero es a la vez afirmación y negación del final de la relación entre Net y Marina, la destinataria de los correos. Desgarrado entre memoria y olvido, Net intenta rastrear las huellas de ambos en el espacio virtual: “Dirás que parezco imbécil –bueno, eso ya lo decías antes–, pero el otro día se me ocurrió buscarnos a ti y a mí en la red. Qué noble suena eso: buscarnos en la red. Como si nos lanzáramos desde las alturas. Corriendo un riesgo juntos, finalmente sin daño” (Neuman 22). La relación ya solo es posible a través de esta existencia digital conjunta reflejada por el pronombre nos de “buscarnos5 y el adjetivo “juntos” que unen artificial y virtualmente a la pareja. Más adelante, el personaje escribe: “tal vez necesitemos recuperar en las pantallas la magia que se va de nuestras vidas” (Neuman 30). Algo que confirma que se trata de una relación pasada no superada por parte del protagonista. También puede leerse: “Nuestra memoria, en apariencia tan amplia y compendiosa, puede borrarse por azar sin siquiera enterarnos” (Neuman 26). La “memoria” es la del individuo pero también la del ordenador que puede desaparecer. La red es entonces el espacio donde el personaje puede encontrar si no la felicidad al menos una forma de paz transitoria buscando las huellas de su relación pasada.

6Las nuevas tecnologías permiten una reactualización del tema de la máscara presente en la novela durante el carnaval (Neuman 51) y a través del chat que permite esconder su identidad:

En el chat todos tienen un nombre distinto a su nombre y otros sueños. Por eso es un alivio dirigirme a ti. No necesito un Nick, ni una vida inventada, ni un personaje nuevo.
Aunque, bien pensado: tú y yo ¿llegamos a saber quién era el otro?
Kreutzer (Neuman 58)

  • 6 Palabra en cursivas en el texto.

7El chat viene a ser una variante reactualizada de la máscara que permite esconder su verdadera identidad detrás de un “nick”, versión truncada de nickname en inglés, que significa apodo y que remite a una identidad falsa y falseada facilitada por la digitalización de las relaciones. Y, a modo de juego, Net firma este correo electrónico con el nombre de “Kreutzer”,6 que es una referencia a la novela de León Tolstoi La Sonata a Kreutzer. Este título proviene a su vez de una composición para violín y piano de Ludwig van Beethoven. Esta obra publicada en 1889 y censurada por Rusia, trata de las relaciones entre hombres y mujeres a través de dos personajes que son Pozdnychev, el protagonista, y su esposa, e indaga en la cuestión de los celos, ya que la mujer se enamora de un violinista. Esta referencia intertextual la volvemos a encontrar más adelante en la novela, siempre en relación con Marina:

Después de hojear un par de volúmenes contiguos –Idries Shah y Shopenhauer: curiosa combinación–, cogí otro libro al azar. Resultó ser una novela de Tolstoi que nunca me ha gustado: Sonata a Kreutzer. La abrí por una de las páginas del centro. Y allí, de pie con una leve camiseta blanca, estabas tú, Marina. Era una foto pequeña que a mí me resultaba familiar. Aunque no estaba seguro. Vi que el libro había sido cuidadosamente subrayado. Lo cerré, procuré dejarlo donde se encontraba e hice sitio en el sofá para poder sentarme. (Neuman 103-104)

  • 7 Sobre los celos en La Sonata a Kreutzer de León Tolstoi ver : BESSIÈRE 1996 y BRUNEL et al. 1996.

8Esta escena ocurre en casa de Xavi, un amigo de Net, a quien le gusta la literatura. Después de abandonar el libro, Net va a sentir la necesidad de saber por qué Xavi lo tiene junto con esta foto, y sin estar claramente enunciados, son los celos que lo llevan a hacerle varias preguntas que denotan la turbación experimentada: “¿Has leído últimamente a Tolstoi?”, “¿Y la Sonata a Kreutzer? ¿Ésa no la has leído?”, “¿Y esto qué es?” (Neuman 104). Además, el capítulo termina con la alusión a un posible engaño de Marina. Sin embargo, el narrador prefiere seguir ignorando si es verdad o no. Se establece un vínculo entre Pozdnychev y Net mediante los celos, el engaño y el hecho de que cada uno cuenta su propia vida a posteriori. Net lo hace como narrador después de la separación con Marina y Pozdnychev explica lo que sucedió a los demás viajeros que se encuentran en el mismo tren que él tras haber matado a su mujer.7

9Otras manifestaciones textuales vinculan la novela con el mundo de las nuevas tecnologías como la presencia al final de cada correo de la dirección truncada de una página web y de frases publicitarias que imitan las presentes en los correos de verdad. Sin embargo, si en la primera parte aparece esto:

http://www.?                                                                                        

Conéctate con nosotros.
Consigue tu e-mail gratis;

en la segunda, podemos ver una variante ya que el protagonista ha cambiado de dirección de correo electrónico:

http://www.?                                                                                         

Más fácil y más rápido.
Haz clic y será tuyo.

10Esta modificación material refleja la evolución del personaje que ha dejado los estudios para empezar a trabajar, primero, en una academia y, luego, en un almacén de cortinas, y que ha iniciado una nueva relación sentimental con Cintia. La imagen de la cortina remite al paso de un estado a otro, a una transformación interior del personaje. Así la sustitución de una dirección de e-mail por otra es el reflejo textual de los cambios que experimenta Net en su vida en la segunda parte de la novela titulada “B:> El detective en jaque”. Los temas presentes en la primera parte como la incomunicación y la soledad parecen resolverse paulatinamente con la llegada de una forma de madurez.

II/ Microrréplicas

  • 8 “Même si l’on peut discuter des choix des éditeurs et regretter que leur fonction de prescripteurs (...)
  • 9 Subtítulo citado por Basilio PUJANTE CASCALES en “La escritura diarística de Andrés Neuman”. In AND (...)
  • 10 Texto todavía presente en una nota promocional de Alfaguara del 20 de octubre de 2010 que recupera (...)

11Las bitácoras bitácoras literarias ofrecen a los autores nuevos espacios de publicación y de difusión de sus producciones. Exentos de intermediarios como en las editoriales, revistas o diarios, los autores encuentran en las bitácoras nuevas posibilidades expresivas más libres y más directas con respecto a los lectores como lo explica Jean Clément en varios de sus escritos. 8 Otras ventajas de las bitácoras son la rapidez y la facilidad que presuponen su creación y mantenimiento. Si algunos blogs tienen capacidad colaborativa y permiten un contacto facilitado entre autor y lector, Andrés Neuman, por su parte, ha hecho la elección de un blog a sentido único que lo acerca entonces al cuaderno de notas. Unas notas voluntariamente breves como lo afirmaba el autor en el subtítulo del blog “Reflexiones dispersas en 100 palabras”.9 Sin embargo, aunque el pacto de lectura ha sido modificado, todavía se puede encontrar en internet la nota siguiente: “MICRORRÉPLICAS: Reflexiones dispersas en menos de 100 palabras. Un blog de sólo y nada menos que palabras. La brevedad puede ser infinita.”10 De este compromiso permanece la última frase “La brevedad puede ser infinita”, por lo que si el autor reivindica la brevedad como elemento constitutivo de su blog, ya no se limita a 100 palabras. En cuanto a su contenido, como lo explica Basilio Pujante Cascales, éste reúne textos muy variados; muchos están vinculados con la actualidad en España, en América Latina o en el mundo, pero también con la actualidad escritural o editorial del autor. También destaca el hecho de que este blog remite al “perfil más público de Neuman” ya que los “asuntos predominantes” son “la política y la literatura” y que los temas personales solo están presentes en menor medida (Pujante Cascales 240).

  • 11 “L’hypertexte permet tout d’abord d’adapter le texte au profil du lecteur en lui offrant des choix (...)

12A nivel organizacional, Microrréplicas ofrece diversas maneras de lectura; la primera sería siguiendo el orden cronológico invertido de los posts, empezando por los más recientes y retrocediendo en el tiempo, hacia los más antiguos. La segunda consistiría en leer los micro-textos de manera salteada a partir de su fecha de publicación o de sus temas. Una lectura a saltos que recuerda de alguna manera la de Rayuela (1962) propuesta por Julio Cortázar. La primera manera de aproximarse a la bitácora remite a la manera tradicional de leer, respetando un orden establecido. La segunda posibilidad permite tender puentes entre las distintas publicaciones en torno a temas comunes gracias a las “microclaves”. Estas claves textuales aparecen en orden alfabético y en tamaños diferentes en la parte derecha de la página web, por lo que el lector a primera vista puede discernir cuáles son las principales preocupaciones del autor. Las “microclaves” son a la vez pautas de lectura y herramientas de libertad para el lector como lo explica Jean Clément (16), y a quien le atribuye la función de “co-enunciador”. El hipertexto confiere al lector un papel más importante, puesto que éste interviene en la estructura de la bitácora según el orden de lectura elegido.11 En el caso presente, las palabras que más sobresalen son “Argentina”, “crisis”, “economía”, “escritura”, “España”, “lectura”, “memoria” “muerte”, “política”, “poesía”, “tiempo” y “viajes”. Unas entradas textuales que remiten a lo político y a lo literario. Los textos reunidos en este blog ofrecen un contrapunto al resto de la obra ficcional y poética del autor. Estas claves intratextuales no sólo sirven para la lectura de la bitácora sino que también establecen vínculos interpretativos con los cuentos, las novelas y el diario titulado Cómo viajar sin ver de Andrés Neuman. Constituyen así un conjunto de micro-textos paratextuales para las otras obras mediante las fechas simultáneas de escritura o de publicación, o las temáticas convergentes.

13En efecto, lo literario es un elemento recurrente del blog de Andrés Neuman desde los inicios. El primer post fechado del 1 de octubre de 2010 es el siguiente:

Leer fabrica tiempo
Cuando decimos que no tenemos
tiempo de leer, renunciamos sin querer a un modo de existencia que remedia esa carencia. Y que precisamente nos concede lo contrario: épocas perdidas, vivencias inalcanzables, memorias ajenas, sabidurías póstumas. Sin ficción, el tiempo nos oprime. La lectura multiplica la vida. Leer fabrica tiempo.12

14En este primer micro-ensayo que abre el blog aparecen varios de los temas anteriormente mencionados y pone en evidencia la importancia que tiene la literatura desde la vertiente del lector. En este primer escrito, Neuman presenta su blog como un espacio capaz de proporcionarnos algo que tanto echamos de menos en el siglo XXI, el tiempo. Sin embargo, esta nota no sólo se debe entender como programática para la bitácora, sino también para toda la obra del autor y para la literatura en general ya que Neuman habla de la ficción de manera amplia.

15Si nos detenemos ahora en las últimas publicaciones del autor en Microrréplicas, vislumbramos otras aperturas intertextuales. Las dos notas publicadas en agosto de 2015 tienden puentes hacia la poesía:

6 de agosto de 2015
Poemas atómicos (1)

Fuegos artificiales
allá en el río:
huesos ardiendo.

Utsumi Kanko

 

*

 

Puesto que hay tantos
pequeños esqueletos
aquí reunidos,
estos huesos más largos
deben ser del maestro.

Shoda Shinoe

(Tanka y haiku tomados de White Flash/Black Rain. Women of Japan Relive the Bomb. Edición de Lequita Vance-Watkins y Aratani Mariko; Milkweed Editions; traducidos del inglés por Andrés Neuman. En conmemoración del 70 aniversario de la bomba de Hiroshima.)

Microclaves: EEUU, guerra, haiku, holocausto, Japón, memoria, muerte, mujer, poesía, traducción13

  • 14 En su libro Hibridación y fragmentación. El cuento hispanoamericano actual, Adelaïde DE CHATELLUS s (...)

16El segundo post es fechado del 9 de agosto de 2015. Corresponde a la “conmemoración del 70 aniversario de la bomba de Nagasaki” y se titula “Poemas atómicos (y 2)”. Estas dos publicaciones corresponden a la fecha del triste aniversario del bombardeo nuclear de Hiroshima y Nagasaki en Japón por Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Se enlazan memoria y actualidad a través de dos supuestos micro-textos que son en realidad cuatro ya que cada uno reúne dos poemas que pertenecen a la tradición japonesa, un haiku y un tanka. Así, la presencia de la memoria en la actualidad pasa por lo literario mediante poemas de autores japoneses traducidos al español por Neuman desde el inglés. La forma del haiku no es nueva en la obra de Neuman y estas traducciones remiten a otros textos del autor, que publicó recopilaciones de haikus bajo los títulos de Alfileres de luz y Gotas negras. 40 haikus urbanos. Gotas de sal. 20 haikus marinos (2007).14 El blog es entonces también una manera de difundir sus trabajos de traductor al mismo tiempo que reflejar las preocupaciones que atañen al mundo que lo rodea. Reflexiones sobre la literatura y reflexiones sobre el mundo convergen a través de la memoria poetizada y traducida, y dejan entrever un autor que se siente implicado en la historia universal.

III/ Una poética del fragmento. Del correo electrónico al post

17Para escribir La vida en las ventanas, Neuman recupera la forma tradicional de la novela epistolar, un género particularmente en boga en el siglo XVIII gracias a autores como Jean-Jacques Rousseau, Goethe o Jane Austen. Tradicionalmente, la novela epistolar se compone de cartas enviadas por diferentes personajes y a través de las cuales se va tejiendo la trama de la novela. Entonces, el lector sólo tiene acceso al punto de vista de los personajes que son también los narradores de sus propias historias. Autores como el argentino Manuel Puig en Boquitas pintadas (1969) utilizaron este procedimiento, reactualizándolo en diferentes épocas. En la novela de Neuman se reconoce esta deuda ya que Net en ocasiones no se refiere a los e-mails como tales sino como “epístolas” (Neuman 2002, 61) o “carta[s]” (Neuman 68). Esta carga metatextual está reforzada por una reflexión en torno a la escritura:

Hay algo desolado en los e-mails: no entiendo cómo unas palabras tan pesadas, lentas y tortuosas pueden esfumarse en cuestión de milésimas y volar lejos. Constantemente temo perderlas o que se pierdan. Cierto que puedo conservar una copia; pero sé que en esa réplica no están las mismas palabras, las que yo te escribí, sino tal vez el eco de mi carta. (Neuman 69)

18En este fragmento vemos cómo se entrelazan lo escrito y lo digital en torno a ese miedo irracional de perder algo que es virtual. La frase “Constantemente temo perderlas o que se pierdan” ilustra esta fusión entre lo real y lo virtual. A través de esta novela, es el género mismo de la novela epistolar que se ve reactualizado con la introducción de elementos propios del siglo XXI como son los correos electrónicos. Una idea reforzada por el primer epígrafe de la segunda parte, una cita de Respiración artificial (1980) de Ricardo Piglia, autor admirado por Neuman:

La correspondencia es un género anacrónico, una herencia tardía del siglo XVIII: los hombres que vivían en esa época todavía confiaban en la pura verdad de las palabras escritas. ¿Y nosotros?... Sin embargo, te confieso que una de las ilusiones de mi vida es escribir alguna vez una novela hecha de cartas. (Neuman 119)

19Una de las cuatro voces narrativas de Respiración artificial es la de Renzi, escritor de poco éxito de La prolijidad de lo real. Al iniciarse la novela, Renzi contempla una foto que le ha sido remitida por su tío el profesor Maggi. A raíz de este primer envío, entablan una correspondencia a la que el lector tiene parcialmente acceso, ya que el texto está constituido en parte por fragmentos de cartas escritas o leídas por Renzi. Entonces, como será el caso en la novela de Neuman, las cartas constituyen fragmentos textuales dentro de una novela fragmentaria. El pasaje elegido y citado por Neuman reúne dos fragmentos, que en realidad pertenecen a dos cartas diferentes en la novela de Piglia, mediante puntos suspensivos. La paradoja que introduce esta cita intertextual entre el “género anacrónico” que sería la novela epistolar y su recuperación en 2002 se resuelve gracias al correo electrónico, como elemento clave en la reactualización del género epistolar.

20La carga metatextual está particularmente presente en la novela pigliana como lo evidencian Victoria Eugenia Ángel Alzate (39-45) y María Cristina Pons:

En Respiración artificial hay una recíproca referencia y equitativa relación entre sus elementos estructurales y su contenido. Esta obra es un texto reflexivo, pero también es autorreflexivo. La actividad de la lectura, escritura e interpretación de textos y fragmentos de ellos que llevan a cabo los personajes, las menciones a la novela epistolar, la crítica literaria de la segunda parte, el cuestionamiento de la existencia de una historia, etcétera, refieren incansablemente a la configuración estructural de la novela y a la relación del texto con un lector que interpreta. (Pons 49)

21Esta dimensión crítica puede vislumbrarse en lo que sigue el fragmento elegido por Neuman: “En realidad, ahora que pienso, no hay novelas epistolares en la literatura argentina, claro que eso se debe (para confirmar una de las teorías insinuadas en tu más bien melancólica carta recién recibida) a que en la Argentina no tuvimos siglo XVIII” (Piglia 34). La reflexión que llevan a cabo los dos protagonistas sobre el género epistolar que ellos mismos utilizan alcanza otra dimensión a través de este comentario sobre la ausencia de siglo XVIII en Argentina por parte de Renzi; lo cual cuestiona la historia literaria del país, pero también la historia nacional. Sin alcanzar tal nivel de crítica, sí que está presente lo metatextual en la novela de Neuman al ser Net el que cuestiona el género epistolar.

22Otra diferencia entre Respiración artificial y La vida en las ventanas tiene que ver con otra característica intrínseca de la novela epistolar que sería la presencia de uno o varios destinatarios. Éstos últimos entrarían a formar parte de la novela mediante sus propias cartas, por lo que se establecería un discurso polifónico. Algo presente en la novela de Piglia pero no en el caso de Neuman. El destinatario está ausente de la trama y todas las cartas van dirigidas a una sola persona, Marina, la ex novia de Net, la cual nunca contesta a sus cartas. Ella aparece como “Mi callada” (ibid. 39) o “Mi imposible Marina” (ibid. 107). Nos encontramos por lo tanto frente a un monólogo o “un cruce de monólogos” (Montoya Juárez 2012, 200), donde las confesiones van más allá de la tradicional relación epistolar; funcionan como una ventana abierta sobre los pensamientos y sentimientos del protagonista-narrador homodiegético lo que tiende a acercar la narración a la de un diario íntimo ficticio, como lo sugiere el relato mismo:

Cuánto tiempo ¿verdad? El tiempo se detiene o acelera. Me sorprende haber estado tanto sin escribirte. Pero, ahora, mientras decido qué decirte en esta carta, me doy cuenta de que ya lo sabes todo; de que durante este tiempo he estado contándotelo en voz callada, escribiéndote la carta de mi vida. Quizá por eso no te echo de menos: porque te he secuestrado, porque estás detrás de mis palabras. (Neuman 149)

23A medida que la narración avanza, la frecuencia de las cartas disminuye. Una distancia aparece y las fórmulas que retoman las de las epístolas desaparecen. Al escribir esta “carta” sabiendo que nunca tendrá respuesta, el protagonista reconoce de manera implícita haber escrito para sí mismo a manera de diario. Esta situación de comunicación a sentido único, sin respuesta posible, acerca entonces esta novela al blog de Andrés Neuman.

24Microrréplicas es una suerte de recopilación de ensayos a gran escala y una obra infinita que queda abierta a modificaciones y ampliaciones. Es un espacio literario en permanente construcción donde, como lo afirma el autor, “la brevedad puede ser infinita”. Es también un diario literario que el autor va alimentando con mayor o menor frecuencia. Esta forma recuerda Cómo viajar sin ver (2010), un diario de viaje escrito por Neuman después de obtener el Premio Alfaguara para su novela El viajero del siglo. Lo redactó con ocasión de la gira de promoción que hizo en América Latina. Éste es el punto de partida del libro:

La idea consistía en tomar notas literalmente al vuelo. Si viajaba volando, así debía escribir. Si iba a pasarme meses en aeropuertos, hoteles, lugares de paso, lo verdaderamente estético sería aceptar ese punto de partida y tratar de buscarle su propia literatura. No forzar la escritura sino adaptarla a ese tiempo, a los tiempos. Así la forma del viaje y la forma del diario serían idénticas. (Neuman 2010, 13)

25A la luz de estas líneas, podemos establecer un lazo entre la escritura diarística de Neuman y la del blog que supone también fragmentación e inmediatez al querer tratar temas actuales. Neuman creó esta bitácora como prolongación de la gira y del diario de viaje en octubre de 2010. El post “Comer del arte”, del 16 de septiembe de 2015, recuerda varios fragmentos de Cómo viajar sin ver:

Aterrizo por primera vez en Houston, Texas. El nombre del aeropuerto, George Bush, luce su mal augurio. Salgo al aire caliente y pegajoso. El taxista jamás ha oído hablar de mi hostal. Frunce el ceño cuando le muestro la dirección. Tiene que ser realmente muy pequeño, murmura, muy pequeño. Hostal Atenas. La Antigua Grecia perdida en un rincón de las llanuras texanas (…).15

Aterrizo en el aeropuerto de Ezeiza y automáticamente, como quien cambia el dial de una radio, me escucho hablar en porteño. (Neuman 2010, 22)

26Aparte de las similitudes en el arranque de la frase, es de notar que el hecho de aterrizar es algo que se repite en casi todos los capítulos fragmentarios del diario, así como reflexiones sobre taxistas, el personal hotelero o la atmósfera de los hoteles. El blog es una prolongación de la obra publicada que no puede ser completada con tanta facilidad; es una suerte de epílogo virtual, de paratexto digital. En otros momentos, puede llegar a ser el lugar de ensayos literarios como es el caso del poema “Metafísica lunfarda”, publicado solamente en el blog el 15 de junio de 2012, o espacio de autopromoción como en el caso del post del 22 de septiembre de 2014, que corresponde con la publicación del libro de aforismos Barbarismos (“Barbarismos. / (Celebrando la publicación del nuevo libro Barbarismos. Más información, aquí)”, Microrréplicas) que recoge 27 definiciones aforísticas humorísticas y provocativas, pero también un enlace hacia la página de la editorial.

Conclusión

  • 16 “Pero lo fundamental ha sido la aspiración a esa novela total, empresa reservada sólo a autores de (...)

27El presente trabajo nos ha permitido indagar en dos modalidades de relaciones entre literatura y nuevas tecnologías. En el primer caso analizado, se trata de la recuperación de une forma tradicional, la de la novela epistolar, que se ve reactualizada a través de una tematización de lo numérico, gracias a una red de significados y de imágenes que aportan nuevas posibilidades literarias. Unas posibilidades literarias demultiplicadas en Microrréplicas, ya que es un espacio extensible, modificable y “saltarín” (Neuman 2010, 13), retomando la fórmula empleada por el propio Neuman a propósito de Cómo viajar sin ver. A través de las distintas obras mencionadas, Neuman explora varias maneras de escribir el presente de un ‘yo’ que es personaje, en el caso de Net, y viajero en Cómo viajar sin ver. Una escritura diarística que podemos encontrar en el blog, tanto a nivel formal en el caso de algunos post como a nivel macro-estructural, si concebimos la bitácora como espacio diarístico de la figura del autor. En este espacio literario virtual conviven las preocupaciones literarias y políticas, las entradas de auto-promoción sacadas de obras ya publicadas y las inéditas, algunas de las cuales funcionan como verdaderos paratextos, epílogos o extensiones de obras ya publicadas. De esta manera, el autor puede prolongar y profundizar los proyectos literarios fijados en el papel. El espacio numérico cuestiona así el límite representado por la publicación libresca. Como lo hemos ilustrado anteriormente, Microrréplicas es el lugar de convivencia de todos los géneros y esta cohabitación genérica hace que la bitácora se vuelva espacio de hibridez, al igual que La vida en las ventanas y que Cómo viajar sin ver. Dentro de esta poética del fragmento se debe destacar la omnipresencia de la referencialidad a través de una importante red intertextual e intratextual. Esta confluencia de hibridez, de transtextualidad según la definición propuesta por Gérard Genette en Palimpsestos: la literatura en segundo grado y, también, de autorreflexividad culminaría en la obra más ambiciosa del autor que es El viajero del siglo, una novela polifónica, híbrida, musical, poética, metatextual, “total”.16

Haut de page

Bibliographie

ANDRÉS-SUÁREZ, Irene y Antonio RIVAS (eds.). Andrés Neuman. Actas del Gran Seminario de Neuchâtel de los 21 y 22 de mayo de 2012. Madrid: Cuadernos de Narrativa, Arco/Libros, 2014.

ÁNGEL ALZATE, Victoria Eugenia. Reescrituras, juegos textuales y “descartes” en “Respiración artificial” de Ricardo Piglia. Pereira: Universidad tecnológica de Pereira, 2008.

ARJONA, Daniel. “Las mejores bitácoras literarias. Blogs en español más que recomendables”, El Cultural [en línea]. 29.07.2011 [Consultado el 05.05.2016] [http://www.elcultural.com/revista/letras/Las-mejores-bitacoras-literarias/29623].

BESSIÈRE, Jean (ed.). La jalousie : Tolstoï, Svevo, Proust. París : Honoré Champion, 1996.

BRUNEL, Pierre (ed.). L'écriture romanesque de la jalousie: Toltoï, “La sonate à Kreutzer”; Svevo, “Senilità”; Proust, “Un amour de Swann”. París : Didier érudition-CNED, 1996.

CHATELLUS, Adelaïde de. Hibridación y fragmentación. El cuento hispanoamericano actual. Madrid: Visor Libros, 2015.

CLÉMENT, Jean, La littérature au risque du numériqueDocument numérique. 2001, vol. 5, n°1, 113-134. [Consultado el 07.06.2016]. [http://www.cairn.info/revue-document-numerique-2001-1-page-113.htm].

GARCÍA-POSADA, Miguel. “La hora de la consagración”. Suplemento cultural Abcd del periódico ABC. 18.07.2009.

GIRAUD, Paul-Henri. “Le sacré en trois vers ? Autour du haïku contemporain en langue espagnole”. In HIDALGO-BACHS, Bernadette (éd.). Écritures poétiques et écritures du sacré : interactions. Actas del Coloquio de Clermont-Ferrand (abril de 2014). París: Michel Houdiard Éditeur, 2015.

MONTOYA JUÁREZ, Jesús. “Ciberliteratura en papel: escritura y tecnología en La vida en las ventanas de Andrés Neuman y El púgil de Mike Wilson”. In GALLEGO CUIÑAS, Ana (ed.). Entre la Argentina y España: el espacio trasatlántico de la narrativa actual. Madrid/Frankfurt: Iberoamericana/Vervuert, 2012, 197-225.

MONTOYA JUÁREZ, Jesús. “Escrituras de lo virtual en la narrativa hispanoamericana del siglo XXI: la utopía aterradora en Edmundo Paz Soldán, Gabriel Peveroni y Andrés Neuman”. RILCE: Revista de filología hispánica. 2013, vol. 29, n°1, 76-98.

NEUMAN, Andrés. Alfileres de luz. Premio Federico García Lorca. Granada: Universidad de Granada, 1999.

NEUMAN, Andrés. Década (poesía 1997-2007). Barcelona: Acantilado, 2008.

NEUMAN, Andrés. Gotas negras. 40 haikus urbanos. Gotas de sal. 20 haikus marinos. Córdoba: Berenice, 2007.

NEUMAN, Andrés. Cómo viajar sin ver (Latinoamérica en tránsito). Madrid: Alfaguara, 2010.

NEUMAN, Andrés. La vida en las ventanas. Madrid: Espasa-Calpe, 2002.

NEUMAN, Andrés. Microrréplicas. Blog de Andrés Neuman, [En línea] 2010. [http://andresneuman.blogspot.fr] (1 de octubre de 2010).

PIGLIA, Ricardo. Respiración artificial [1980]. Barcelona: Debolsillo, 2013.

PONS, María Cristina. Más allá de las fronteras del lenguaje: un análisis crítico de Respiración artificial de Ricardo Piglia. México: Universidad nacional autónoma de México, 1998.

PUJANTE CASCALES, Basilio. “La escritura diarística de Andrés Neuman”. In ANDRÉS-SUÁREZ, Irene y Antonio RIVAS (eds.). Andrés Neuman. Actas del Gran Seminario de Neuchâtel de los 21 y 22 de mayo de 2012. Madrid: Cuadernos de Narrativa, Arco/Libros, 2014, 231-242.

Web oficial del escritor. Andrés Neuman. [En línea]. [http://www.andresneuman.com].

Haut de page

Notes

1 Se pueden mencionar los blogs de Vicente Luis Mora, Diario de lecturas (http://vicenteluismora.blogspot.fr), que obtuvo el Primer Premio Revista de Letras al Mejor Blog Nacional de Crítica Literaria, y El Boomeran(g) (http://www.elboomeran.com/blog/1506/vicente-luis-mora/). También es notorio el de Antonio Muñoz Molina Visto y no visto (http://antoniomuñozmolina.es).

2 NEUMAN, Andrés. Microrréplicas. Blog de Andrés Neuman, [En línea] 2010. [http://andresneuman.blogspot.fr] (1 de octubre de 2010). Consultada el 05.05.2016.

3 Web oficial del escritor. Andrés Neuman, [En línea]. [http://www.andresneuman.com]. Consultado el 05.05.2016.

4 ARJONA, Daniel. “Las mejores bitácoras literarias. Blogs en español más que recomendables”, El Cultural [en línea]. 29.07.2011 [Consultada el 05.05.2016]. Disponible en http://www.elcultural.com/revista/letras/Las-mejores-bitacoras-literarias/29623

5 Subrayamos.

6 Palabra en cursivas en el texto.

7 Sobre los celos en La Sonata a Kreutzer de León Tolstoi ver : BESSIÈRE 1996 y BRUNEL et al. 1996.

8 “Même si l’on peut discuter des choix des éditeurs et regretter que leur fonction de prescripteurs les conduise souvent à rejeter dans l’ombre des auteurs qui sont ainsi privés de lecteurs, on doit leur accorder aussi un rôle majeur d’accompagnateurs, voire d’accoucheurs dans le processus de création des livres. En s’affranchissant des contraintes matérielles de l’édition papier, le texte numérique tend à se dégager dans le même temps de cette médiation culturelle” (Clément 17) y más adelante: “En se libérant des délais qu’impose le processus de fabrication des livres, la publication sur le web tend à abolir la distance entre l’auteur et ses lecteurs en rapprochant le temps de l’écriture de celui de sa consommation” (Clément 18).

9 Subtítulo citado por Basilio PUJANTE CASCALES en “La escritura diarística de Andrés Neuman”. In ANDRES-SUÁREZ, Irene y Antonio RIVAS (eds.). Andrés Neuman. Actas del Gran Seminario de Neuchâtel de los 21 y 22 de mayo de 2012. Madrid: Cuadernos de Narrativa, Arco/Libros, 2014, 239.

10 Texto todavía presente en una nota promocional de Alfaguara del 20 de octubre de 2010 que recupera el texto de Neuman y que corresponde con la fecha de creación del blog el mismo mes. Disponible en https://www.facebook.com/elviajerodelsiglo?fref=nf. Consultada el 05.05.2016.

11 “L’hypertexte permet tout d’abord d’adapter le texte au profil du lecteur en lui offrant des choix explicites de parcours. Dans la mesure où ces choix multiplient de manière exponentielle les parcours potentiels, l’auteur ne peut les maîtriser totalement. Le lecteur se trouve investi d’un nouveau rôle, moins passif que dans la lecture traditionnelle. Il devient co-énonciateur du texte, au moins au niveau de sa méta-structure.” (Clément 16)

12 Cursivas añadidas. Microrréplicas, http://andresneuman.blogspot.fr/2010/10/leer-fabrica-tiempo.html. Consultada el 05.04.2016.

13 Microrréplicas, http://andresneuman.blogspot.fr/2015/08/poemas-atomicos-1.html. Consultada el 05.05.2016.

14 En su libro Hibridación y fragmentación. El cuento hispanoamericano actual, Adelaïde DE CHATELLUS se interesa en los haikus de Andrés Neuman. Por su parte, Paul-Henri GIRAUD en su artículo “Le sacré en trois vers ? Autour du haïku contemporain en langue espagnole” analiza algunos de los haikus de Andrés Neuman en el contexto de la literatura española contemporánea destacando el número importante de autores españoles que han escrito haikus en el siglo XX.

15 Microrréplicas, http://andresneuman.blogspot.fr/2015_09_01_archive.html. Consultada el 05.05.2016.

16 “Pero lo fundamental ha sido la aspiración a esa novela total, empresa reservada sólo a autores de primera línea: Tolstói, Proust, Robert Musil, Faulkner, etc. Esta voluntad de totalidad planea sobre todo el discurso de Neuman, que, pertrechado de una poderosa cultura germánica, nutre de sustancia el entero conjunto narrativo”. (García-Posada 2009, 565)

Haut de page

Pour citer cet article

Référence électronique

Elodie Carrera, « La influencia de las nuevas tecnologías en la literatura de hoy », L'Ordinaire des Amériques [En ligne], 220 | 2016, mis en ligne le 13 juillet 2016, consulté le 27 juin 2017. URL : http://orda.revues.org/2825 ; DOI : 10.4000/orda.2825

Haut de page

Auteur

Elodie Carrera

Université de Lille 3, elodie.carrera@live.fr

Haut de page

Droits d’auteur

Licence Creative Commons
L’Ordinaire des Amériques est mis à disposition selon les termes de la licence Creative Commons Attribution - Pas d'Utilisation Commerciale - Pas de Modification 4.0 International.

Haut de page
  • Logo IPEAT
  • Logo Université Toulouse-Jean Jaurès
  • Logo Université de Toulouse
  • Logo Latindex
  • Revues.org